Cabecera de Batea (Tarragona)
Inicio Eventos Reseña
histórica
Datos
económicos
AgroTienda Rutas Lugares
naturales
Bienes de
interés cultural
Galería de
imágenes
Servicios
públicos
 

Reseña histórica de Batea

Espacios de la Batalla del Ebro
Diccionario Madoz
PARES Portal de Archivos Españoles Hemeroteca de La Vanguardia
   
   
   
Gandesa (Tarragona)
Vilalba dels Arcs (Tarragona)
Corbera d'Ebre (Tarragona)
Caseres (Tarragona)
La Pobla de Massaluca (Tarragona)
Nonaspe (Zaragoza)
Bot (Tarragona)
Fabara (Zaragoza)
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
 
 
 
 
 
Emblemas de Batea
Escudo de Batea (Tarragona)
 
 
 
Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España.
Escrito por Pascual Madoz (1.845)

Villa con ayuntamiento de la provincia de Tarragona (a 18 leguas) audiencia territorial y capitanía general de Barcelona (a 32 leguas), partido judicial de Gandesa (a 2 leguas), diócesis de Tortosa (a 8 leguas).

Situación: en una deliciosa llanura al pie de un pequeño cerro, con buena ventilación, en particular por el norte.

Disfruta de clima sano, y sus enfermedades más comunes son fiebres intermitentes y catarrales.

Tiene 478 casas, una cárcel, dos plazas, en una de las que hay un paseo con arbolado, 2 molinos de aceite, un edificio llamado Torre, del Castella de San Juan, una fuente de regular agua, 2 escuelas, una de niños y otra de niñas,; dotadas, la primera, a la que concurren 100 alumnos, con 2.000 reales, y la segunda en la cantidad convenida entre la maestra y los padres de las 50 discípulas que asisten, una magnífica capilla (Nuestra Señora del Portal), otras 2 (San Hipólito y San Boque) y una iglesia parroquial (San Miguel Arcángel) matriz de Algas y Piñeras, servida por un cura prior y 6 racioneros, coadjutores de aquel, cuya provisión se hace por concurso en naturales de ley, 3 beneficiados y 2 capellanes, los 5 de patronato familiar.

Confina el término al norte con Nonaspe y la Puebla, al este con Villalba y Gandesa, al sur con Bot y Almudefar y al oeste con Caseras.

Se extiende en todas direcciones a 2 leguas. Dentro de esta circunferencia se encuentran el castillo.

De Algas y la parroquia de Piñeras; un cerro titulado monte del Calvario en el que hay 5 ermitas dedicadas a San Juan Bautista y Santa Susana, San José, San Francisco, Santo Tomás, y San Antonio, y en su cúspide una iglesia a medio hacer, con el título de El Sepulcro; otro cerro con las ruinas de un castillo llamado Villaclosa; una fuente tan abundante que proporciona riego a más de 200 huertos, y más de 400 balsas de exquisitas aguas

El terreno abundante en valles y cañadas es feracísimo y todo de primera calidad; le fecundizan en parte un arroyo que nace en el llamado valle Mayor que atraviesa todo el término y el rio Algas que pasa a una legua de la población.

Cruzan por la villa los caminos que dirigen a Reus, Zaragoza, Alcañiz y Tortosa.

El correo se recibe por propio, de la admistración de Gandesa, los martes y viernes al medio día y sale los mismos dias por la mañana.

Producción: Toda clase de cereales, aceite, vino, seda, almendra, higos, nueces, cerezas, otras frutas, legumbres y hortalizas. Cría ganado lanar, mular y asnal, y caza de perdices, conejos y liebres.

Industria: además de los 2 molinos de aceite indicados en la población, otro de la misma especie en el término, y 2 harineros impulsados el uno por el arroyo del valle Mayor, y el otro por el Algars.

Comercio: exportación de frutos, sobrantes, e importación de arroz, judías, pesca y otros artículos de que carece la villa.

Población: 496 vecinos, 2.444 almas.

Dedúcese a esta villa la anterior de Adeba que ofrecen las tablas de Ptolomeo en la región ilergabona. Apóyase esta reducción en los restos de antigüedad que se observan en Batea y en la identidad de los nombres, siendo el de Batea el mismo de Adeba, leido a lo oriental e introducida una lijera variante.

Hallábase el guerrillero carlista Carnicer en las inmediaciones de Batea a principios del mes de abril de 1834, y ocupando este punto (a excepción de una casa fuerte donde se defendieron con bizarría los nacionales que allí se replegaron) se preparaba para continuar sus correrías. De orden del gobernador de Tortosa salió de Gandesa un destacamento de 60 hombres con objeto de hacer un reconocimiento sobre Batea, pero atacados por toda la fuerza de Carnicer, pudieron con el mayor trabajo retirarse a Gandesa, dejando algunos muertos en el campo.